Mollet-Sant Fost-Martorelles

fotos: 

escudo de Mollet del Vallès


Mollet del Vallès es una ciudad situada en la comarca del Vallès Oriental, a 17 km de Barcelona y 10 de Granollers, la capital de la comarca. Es un cruce bastante importante de caminos entre las vías sur-norte (las poblaciones antes mencionadas) y este-oeste (Badalona con Sabadell).

Historia

Debido a la llanura del territorio ocupado por Mollet, que está atravesado por el río Besós y por el torrente de Caganell se supone que desde antiguo hubo ocupación permanente del territorio, y un vestigio de ello es el monumento descubierto en el año 2009, un enorme Menhir de cinco metros y seis toneladas, que junto con la Pedra Salvadora y la Pedra de Gallicant (ya desaparecidas) forma parte del misterioso pasado remoto de Mollet que asciende al Neolítico

En la época íbera los pobladores de entonces prefirieron lugares elevados y protegidos, como el poblado de Castellruf (Martorelles).

Iglesia de Santa María de GallecsEs a mediados del siglo X, en el que un pequeño pueblo llamado Moledo crece vinculado a la sede episcopal de Barcelona. En el siglo XI se edifica la iglesia de San Vicente, y proliferan en la sagrera de la misma las primeras edificaciones. Entonces la família noble de los Mollet (destaca Mir de Mollet) disputa al obispo la protección y disposición de personas y bienes.

De su pasado medieval quedan sólo algunos vestigios como la torre del campanario de la iglesia de Mollet, la iglesia de Santa María de Gallecs, y diversas masías, algunas de ellas fortificadas como Can Borrell, Can Lledó, Can Jornet, Can Cruz o la torre Malla (perteneciente a la família Vilatzir).

El vasallaje de Mollet al rey hizo que pasara a formar parte de los súbditos del rey en detrimento del obispo, se supone que posteriormente al fogatge de 1359, en que todavía sus hogares pertenecían a la iglesia. Pero el rey por necesidades pecuniarias solía vender los derechos a señores feudales, y por aquel entonces los términos de Gallecs, Mollet y Parets aparecían juntos como posesión de Marc Planella, y que Pedro III volvió a recuperar en 1385.

A finales del siglo XV se reedifica la iglesia de San Vicente con estilo gótico tardío, pero la población se mantiene estableFuente modernista y farmacia neogótica Amadó entre 340 y 380 habitantes hasta 1708, viviendo de la agricultura y ganadería. Mollet es una zona de paso de los caminos reales hacia Vic y hacia Gerona, y zona de descanso antes de atravesar la Pineda Fosca (término de La Llagosta) en que los bandoleros atacaban las caravanas, de ahí la importancia de los hostales como Can Prat.

A finales del siglo XVIII se dobla el número de habitantes de Mollet, y comienzan los conflictos con Parets, que pidió su separación en 1732, y que se supone se produjo a mediados del siglo siguiente. El gobierno de las tres parroquias (San Vicente de Mollet, Santa María de Gallecs y San Ramón de Parets) se hizo muy difícil, ya que Gallecs hacía muchas veces de bisagra entre los otros dos pueblos y complicaba el entendimiento.

Durante la guerra del francés, y sobre 1810, en los alrededores de Mollet se produce una batalla en que las tropas españolas derrotaron a las francesas, en ellas destacaron Alsina y Gaietà Ventalló.

La industrialización llega pronto a Mollet, provocando que se volviera a doblar la población a mediados del siglo XIX, el sector textil predomina con respecto a la industria, pero no se abandona la producción agrícola y ganadera. Llega la primera carretera en 1848 hacia Gerona, y en el mismo sentido llega el primer ferrocarril en 1854. Posteriormente llegó la vía férrea hacia Vic en 1862 y en 1880 el ramal del Calderí (cerrado en 1932).

En 1868 se producen numerosas revueltas con la consolidación del estado liberal, destaca Vicenç Plantada como político catalanista, además de maestro, veterinario, escritor e inventor. Fue motor de muchas iniciativas políticas.

La proximidad a Barcelona y la buena comunicación propicia la llegada de las primeras fábricas (1891 los Hermanos Moretó crean una serrería y posteriormente un molino de grano), por aquellos años la filoxera destruye casi totalmente la viña (destaca Felix Ferran que trajo cepas americanas y revolucionó la agricultura, ya son 2000 habitantes.

A finales de siglo se construyen la Teneria Moderna Franco Española y la sedería Sedunión. Los hermanos Plantada construyen el primer pozo artesiano.

A principios del siglo XX se inician las obras del matadero y se implantan las primeras farolas. Se implanta otra gran fábrica textil en el centro de la población (ITISA) que llegó a tener vías propias en sus subterráneos. En la primera década se construye la primera fábrica de electricidad, la centralita de teléfonos, y se comienza el abastecimiento de agua potable.

El pueblo vive una época de auge en todos los sentidos y se crean los primeros clubs, penyes y la coral. Se une Mollet con Martorellas con un puente sobre el Besós. En 1933 se crea la Sociedad de Socorros Mutuos (Hospital).

En las postrimerías de la Guerra Civil española Mollet sufrió dos bombardeos que provocaron bastantes víctimas. El bombardeo derruyó la antigua iglesia, que volvió a ser reconstruida el mismo año 1939, siendo ampliada. Así pués el campanario de Mollet, que quedó em pie puede rememorar su pasado, románico en la base, gótico a la mitad y moderno en el tejado, al que se le agregaron cuatro relojes.

Durante todo el siglo la educación va ganando terreno y se van construyendo muchas academias y colegios, destacando particularmente las clases de catalán para adultos que se iniciaron aún en la dictadura franquista, en 1967.

En los años 60 se produce un boom demográfico debido a la venida de inmigrantes de todos los lugares, preferentemente de Andalucía, Aragón y Galicia, como demuestra el hecho de tener Centros Culturales bastante arraigados. La población roza los 20.000 habitantes a principios de los años 70. Se vuelve a doblar el número a mediados de los 90, cuando Mollet cumple los dos milenios.

Uno de los hechos más importantes fue la lucha pasiva para que Gallecs permaneciera agrícola y no se construyera edificación alguna, ni para hacer una ciudad, ni como polígono industrial, cosa que se consiguió mediante una marcha de 7.000 bicicletas en el año 1978. Así pués la autopista A-7 permanece como frontera entre el entramado rural de Gallecs y el entramado urbano de las calles de Mollet.

En los últimos años se ha producido una reinvención de la ciudad mediante la construcción de espacios duros, empresas municipalizadas y de servicios, que ha hecho de Mollet una ciudad próspera y que ha hecho soñar a algunos en que podría ser una capital de comarca (el Baix Vallès). Ya hemos llegado a los 52.000 habitantes y pasamos a ciudad grande.


Geografía

Mollet se encuentra en la depresión litoral del Vallés Oriental, en terrenos sedimentarios que configuran el lecho del río Besós. Pertenece a la provincia de Barcelona y comarca del Vallès Oriental, tiene una superficie de 10,8 kilómetros cuadrados y tiene una altura media de 65 metros sobre el nivel del mar. Con una población de 2.409 habitantes, llega a tener una densidad de 4.852,69 habitantes por kilómetro cuadrado, cifra de las más altas en el Estado español.

Destacan en su orografía sólo los torrentes que van a desembocar al Besós, la riera de Lourdes y el Torrente del Caganell, que se junta con la Riera Seca antes de desembocar al Besós. La orografía suave no permite picos importantes, sólo las lomas del camino de Palaudarias y de Bandolers (límites del término municipal por Gallecs).

Por lo tanto en un lugar tan privilegiado tiene que haber un importante nudo de comunicaciones entre grandes ciudades catalanas, por un lado, a través de La Llagosta llegamos a Barcelona, siguiendo el camino real llegamos a Granollers, y paralelo a éste el camino hacia el interior hacia Vic. De forma transversal llegamos a Sabadell por Santa Perpetua por una carretera comarcal, y a Badalona por la Conrería, que es un puerto de montaña en la serralada litoral.


La estación de Mollet-Caldes de Montbui

La primitiva estación de Mollet del Vallès, como se puede ver en las fotos de la galería, cedidas por el Archivo Municipal estaba más cercana a la riera, y también desde la misma estación se servía uno de los pasos a nivel de la línea. La estación fue inaugurada el 22 de julio de 1854 con la puesta en marcha de la línea Barcelona-Granollers. Las obras y explotación inicial corrieron a cargo de la Compañía de los Caminos de Hierro de Barcelona a Granollers también llamada TBF (Tarragona-Barcelona-Francia). Posteriormente se le añadieron dos vías en topera para la línea del Calderí, por lo que el nombre de la estación fue entonces la de Mollet-Caldas de Montbuy debido al nuevo tren.


La estación de Mollet-Sant Fost i Martorelles

 Varias fusiones y uniones empresariales tan habituales en el ferrocarril de finales del siglo XIX hicieron que la estación pasara por diferentes manos hasta recalar en TBF en 1875 que aglutinó varias de las pequeñas compañías de la época que operaban en la zona de Cataluña. En 1889, TBF acordó fusionarse con la poderosa MZA, dicha fusión se mantuvo hasta que en 1941 la nacionalización del ferrocarril en España supuso la desaparición de todas las compañías privadas existentes y la creación de RENFE.

Desde el 31 de diciembre de 2004 Renfe Operadora explota la línea mientras que Adif es la titular de las instalaciones ferroviarias. En la actualidad presta servicio para las líneas de cercanías R2 Sur y Norte y R8.

Para evitar los cruces a nivel en la misma estación de los trenes procedentes de Castellbisbal (R8), se ha realizado un complejo entramado de vías en Santa Perpetua de tal manera que las vías de alta velocidad continúan hacia el lecho del río y las vías de ancho ibérico se juntan en la estación de Mollet Sant Fost. Para ello la vía de subida de Castellbisbal acomete un viaducto en curva por encima de las vías de alta velocidad, de la C-17, de la B-500 y de las vías de ancho ibérico.

Los pasajeros tienen un paso a nivel en el extremo de Barcelona (no recomendable y alejado) y otro paso subterráneo en la parte cercana a la estación que une los dos andenes. Se da la particularidad que para entrar y/o salir del andén exterior es necesario salir al exterior de la estación, ya que no está conectado internamente.