Tren de La Pobla de Segur

El tren de La Pobla de Segur ha pasado por muchos factores que han desestabilizado el futuro de la línea. Pero el último contratiempo sufrido ha sido del todo absurdo e incongruente.

Como los trenes Staedler comprados por FGC, que es la titular de la línea de Lleida a La Pobla de Segur (desde la aguja de entrada a la estación de Lleida Pirineus) no habían pasado certificación para la línea de ancho convencional por ADIF, no se les ha permitido entrar en la estación de Lleida hasta que no tuvieran dicho formulismo.

Se ha llegado al absurdo de que en un tramo corto de 1927 metros el automotor tuviera dos conductores, uno de RENFE y otro de FGC. Así, se ha podido comprobar que el decreto del BOE de diciembre de 2014, no era todo lo explícito posible a ojos de todos, aunque dijera aquello de "El material móvil y el personal de conducción que operen bajo la tutela de la Generalitat de Catalunya en la línea Lleida-Pobla de Segur estarán autorizados para circular sobre el tramo anteriormente señalado".

Desde el 30 de abril pasado hasta el 24 de julio estos dos trenes han estado cumpliendo otras obligaciones que las del transporte de personal entre los pueblos de la línea. Mientras se ha diseñado un ambicioso plan de conexión entre estos trenes y los de RENFE y los autobuses que continuarían recorrido hacia el pirineo.

Las fotos que se ven a continuación son obra de Josep Martorell, que estuvo en el evento y las ha cedido para su exposición.

Tren Staedler en La Pobla

Panel de mandos del lado izquierdo del conductor

Panel de mandos del lado derecho del conductor

Compartimento de pasajeros

Parlamento de Enric Ticó, presidente de FGC

Parlamento de Josep Rull, Conseller de Territori i Sostenibilitat


Documentación:

Folleto explicativo de los nuevos servicios del tren de La Pobla y conexiones del mismo con otros trenes y autobuses.


Notícias:

El Periodico 28/04/2016

La Vanguardia 19/07/2016

El Nacional 24/07/2016

Segre 24/07/2016

Europa Press 24/07/2016

20 minutos 25/07/2016