Desenganchador manual

En una de aquellas veces que estaba utilizando un palillo de plástico para remover un café se me ocurrió que podría utilizar ese mismo palillo para desenganchar vagones con un par de dobleces en el palillo.

El único inconveniente es que el palillo tiene que ser de plástico blando. Los palillos de plástico duro se parten. Por lo tanto me puse manos a la obra, saqué los dos palillos de sus sobres desechando el azucar y los doble como se ve en la foto. El único pero que tiene es que la plataforma baja es demasiado estrecha para poder desenganchar los dos enganches de los vagones, por lo que se tiene que realizar el desenganche de uno de los dos vagones o de lado para intentar coger los dos enganches a la vez.