DCC - El equipo básico

El equipo básico

Numerosas marcas (ver más) proponen equipos básicos de control digital del circuito de trenes o maqueta, pero lo verdaderamente importante es que sea compatible con DCC.

Escoger un equipo compatible le permetirá conectar cualquier otro aparato compatible de otra marca y así no caer en el sistema totalmente propietario.

A pesar de que hay mucha variedad de marcas, las dominantes son Lenz en Europa y América y Digitrax en Norteamérica, aunque la que presume de ser la más avanzada (y cara) es Zimo. Yo me he decantado por Lenz por ser de facto la que ofrece mejores prestaciones y mayores garantías.

1 - El sistema de control

Así como en Los Estados Unidos la elección es DCC, aquí en Europa hay tres estándares de facto, Motorola, Selectrix y DCC. Yo elegí por compatibilidad entre una gran cantidad de fabricantes el DCC y me hice con el Set01 de Lenz.

Los equipos básicos que presenta actualmente Lenz son el Set100 y Set 200, compuestos por una Central de control y Amplificador (5A), un controlador manual que permite controlar varias locomotoras simultáneamente, cambiar desvíos, incluso controlar la retroinformación, los dos primeros y un todo integrado el Compact (que sólo se vende en Europa).

Todos ellos se alimentan con transformadores que no están integrados, dependiendo de la potencia de la central. La mayoría de los transformadores de accesorios preparados para digital, en Europa tienen una potencia de 3 y 5 A y un voltaje de salida de 16 voltios. La corriente de entrada es la estándar de 220 V.

Se puede elegir entre una gran variedad de centrales en el mercado. Quizá el principal productor en este caso es Alemania por tener una gran cantidad de aficionados al tren en miniatura, tenemos pués centrales de buenas prestaciones dirigidas a un sector del mercado concreto, de caracter más general o que incluyen pantalla lcd para el control de rutas, tal es el caso de Uhlenbrock, Zimo, Esu, Kühn, Tams, Littfinski, Viessmann, Digitrax, ZTC,  sin olvidar a los fabricantes de trenes en miniatura que tienen los sistemas digitales como accesorios de la marca, tal es el caso de Fleischmann, Trix, Märklin, Roco, Bachmann...

Pero no se puede dejar de tener en cuenta que incluso se la puede fabricar uno mismo, para ello hay gran cantidad de páginas web especializadas en el DIY (Do-it-yourself - hacérselo uno mismo). Quizá la que más nos puede ayudar por el idioma es la de Paco Cañada, pero si entendemos idiomas podemos visitar Digital Bahn, Merg, dccWorld, Train modèle free, le train passion, etc.

A la hora de elegir el sistema de control pueden influir muchos factores, pero lo que verdaderamente quedará por encima es que para no quedarse obsoleto hay que compartir un objetivo común, y eso hoy por hoy se llama DCC (Digital Command Control), quizá la elección recaiga en una central o en otra, pero, gracias al DCC los descodificadores de cualquier marca funcionarán con esa central. Es más, hay marcas como ESU que han hecho su central y descodificadores compatibles con DCC, Motorola y Selectrix.

2 - Descodificadores embarcados

Quizá es el dispositivo más importante después de la central. En realidad el descodificador es el que "traduce" las informaciones provenientes de la central, y las ejecuta, ya sea en una locomotora como en un desvío, etc.

Los descoficadores para escalas grandes son de proporciones generosas porque no tienen peligro de no caber en la locomotora, eso sí, como se les pide potencia, han de entregar cifras de amperaje más que respetables. Suelen utilizar tornillos para la sujección de los cables.

El resto de descodificadores embarcados dependen de sus medidas para entrar en la locomotora, por eso están fabricados con tamaños muy pequeños y componentes electrónicos del tipo SMD. Los más generosos en medidas son los de escala H0, que pueden llegar a entregar 1A al motor, y los más pequeños son los de escala N. De momento la escala que se queda sin la posibilidad de embarcar descodificadores es la Z, aunque se han inventado soluciones de acantonamiento a base de descodificadores exteriores a la locomotora. No se pueden activar las funciones, pero el funcionamiento en digital es impecable. En los Estados Unidos la elección es DCC, aquí en Europa hay más variedad, como bien dije antes Motorola, Selectrix y DCC.

La mayoría de fabricantes tiene ya unos estándares de fabricación para que poner un descodificador sea lo más fácil del mundo, y no haya que soldar cables a la placa de la locomotora. Así surgieron las normativas NEM 651 y 652 con respecto del digital, y que vienen a estandarizar los conectores de los descodificadores para que puedan ser introducidos en una locomotora con el mínimo esfuerzo (sacar un conector ciego y enchufar el conector del descodificador) tener funcionando nuestra locomotora en digital.

Descodificador embarcadoEn la foto de la izquierda podemos ver un descodificador Lenz Gold en una locomotora 319 de Roco. Quedan por conectar el enchufe NEM 652 en la base correspondiente que está en la placa de la locomotora..

Ahora están comenzando a  salir unos descodificadores que tienen el conector ya integrado de 21 pines (llamado 21 MTX), y que ya tiene fecha de caducidad (01-01-10).

El motivo es que a principios de este año se ha mejorado el planteamiento del encaje de placas para diversas escalas con el conector de 22 pines, muy similar al anterior, pero con notables diferencias con respecto al patillaje. De hecho la norma hace diferenciaciones sobre el patillaje. Por eso se llama PluX 8/16/22.

Los descodificadores tienen como función primordial en la locomotora hacer girar el motor de la mejor manera posible e, independientemente de ello tener unas funciones que puedan ser governadas desde la central. Lo habitual es que los descodificadores lleven 4 funciones, dos de ellas dependientes de la dirección para las luces y otras dos independientes.

En los últimos años se ha progresado mucho en el mundo de los descodificadores, se ha pasado a tener compensación de carga, control de motor por frecuencia, autoprotección contra cortocircuitos y calentamiento, incluso se pueden programar con nuevas funciones implementadas por software.

3 - Descodificadores estáticos

descodificador estáticoLos descodificadores estáticos son aquellos que están dispuestos en la maqueta y no sirven para la tracción. La gran diferencia con los anteriores es que éstos sólo controlan funciones, no controlan la velocidad de ningún motor.

Hay dos tipos de descodificadores, los que no dan retroinformación a la central, y los que sí que la llevan(como el que se presenta en la foto).

La diferencia más notable entre estos y los anteriores es que éstos suelen recurrir a fuente de alimentación externa para no gastar la corriente digital. La mayoría están optoacoplados para que no haya parásitos entre las señales de entrada y salida y pueden servir para varios usos. Ya sea para mover la bobina de un desvío como para tener encendida la luz de un semáforo, incluso para controlar servos y motores del tipo tortuga.

4 - Retroinformación

retroinformadorAparte de los descodificadores estáticos con retroinformación, también hay aparatos que informan a la central de control sobre posiciones de desvíos y trenes, etc.

Hay tres tipos de retroinformación más extendidos: El sistema Loconet, propiedad de Digitrax (al cual pertenece el DS54 que está en la foto), el sistema RS, propiedad de Lenz (y que se puede observar en la foto anterior) y el bus S-88. También hay otros sistemas de retroinformación pertenecientes a sus respectivas compañías, como el de Roco y el Can-Bus de Zimo. Todos ellos tienen características propias que los hacen incompatibles entre sí y que imposibilitan la mezcla de componentes DCC en este campo de la retroinformación.

Para evitar este contratiempo cuatro de los mayores fabricantes de descodificadores se unieron para hacer una detección "global" en la misma señal digital que transportaba la información desde la central a los descodificadores. La forma era algo rara, abrir una ventana en blanco para que la información fuera a la inversa, y por un espacio muy corto de tiempo la central en vez de hablar, oiría. A esto le llamaron RailCom. Aunque es algo que está en fase de introducción, ya hay fabricantes que han actualizado sus centrales para adecuarse a este nuevo estándar. Las ventajas son evidentes, no tener que disponer de cableado de retorno hacia la central ya que la misma vía es la que la lleva.

5 - Accesorios

Para poderse conectar a otros aparatos, a ordenadores, etc cada fabricante ha creado una serie de productos que le hacen compatibilizarse con los demás o conectarse a otros buses de información o incluso con ordenadores.

Aunque ahora es habitual que la central de control hoy día lo tenga todo integrado, lo cierto es que se utilizan estándares de comunicaciones industriales para conectarse entre ellos, tal es el caso del CAN bus de Zimo o el XpressNet de Lenz.

También dentro de este apartado tenemos aquellos aparatos que son necesarios específicamente para una tarea: el breaker o interruptor digital que sirve para que los trenes puedan pasar de tramos digitales a analógicos de una maqueta y los bucles de retorno, que son otros más específicos para cuando las vías se juntan en bucles o triangulos y está asegurado un cortocircuito entre los raíles (como el de la foto de la izquierda).

6 - Control por ordenador

Aunque hay ya centrales digitales que controlan rutas y cantones mediante la pantalla táctil, como la ECoS de ESU o la Viessmann Commander, la mayoría de centrales dejan para un interfaz o accesorio la conexión con el ordenador. De esta manera el ordenador procesa mediante un programa específico toda la información y la pasa a la central que transmite esa información a las vías.

Hay programas específicos para en control por ordenador de maquetas y circuitos de vía, los más importantes son: Railroad&Co de Freiwald Software, Train Brain de CTI, JMRI, Railware, Windigipet, Digital Direct (para Windows o Linux), etc.