Biel/Bienne

fotos: 

Se le podría llamar Biena, pero sería confundirnos con la capital de Austria, aunque aquella tenga la V al principio. Es una ciudad y comuna de la región de Seeland y cantón de Berna. Es la segunda ciudad del cantón, y a diferencia de su capital, que es ciudad administrativa y monumental, Bienne es una ciudad industrial preferentemente.

A medio camino entre Ginebra y Zurich, es una de las tres ciudades bilingües de Suiza junto con Friburgo y Sierre/Siders, ya que está en la zona de frontera lingüística llamada Röstigraben. En la actualidad tiene un 40% de francófonos, pero este número va decreciendo.

Seeland es la región de los lagos que se encuentra en una llanura central por la que fluyen varios ríos, el Aar es el principal, pero también están el Thièl, el Suze, y los tres grandes lagos, siendo el más cercano el que le da nombre de Biel/Bienne. Antiguamente era una zona de marismas que sufría permanentemente las avenidas de los ríos procedentes de las montañas del Jura que rompían puentes y anegaban cosechas por el reflujo que tenían los lagos. En los siglos XIX y XX, se han construido 4 canales entre el río Aar y los lagos que ha regulado el flujo de agua de tal forma que se ha desecado parte de la marisma (que ahora es aprovechable) y se han evitado los desastres naturales debidos a las avenidas.

La ciudad, pequeña en comparación con otras urbes suizas, tiene un centro histórico muy reducido y muy bien cuidado. En ella destacan la cultura con 6 museos y ser parte del turismo relojero del Watch Valley. Destaca por tener concentradas altas escuelas especializadas: Técnica e informática, arquitectura, ingeniería civil y madera, Artes visuales (grafismo) y escuelas superiores preparatorias de gimnasia).

A pesar de haber perdido una gran fábrica de General Motors, el sector industrial no se ha roto y sigue consolidado respecto a la mecánica, especialmente a la relojería, siendo sede del grupo más grande del mundo del sector, el Swatch Group o la fábrica de Rólex. Otra de sus industrias es la de comunicaciones, ya que aparte de ser sede de diversos Call center de telefónicas, tiene un Oficio federal de Comunicaciones, de Teletexto en Suiza y de informaciones de ruta (ViaSuisse).

Pero sobresale sobre su tejido el hecho de intentar depender podo de los combustibles fósiles en sus transportes (trolebuses) y su inmensa estación de tren, de estilo neoclásico que es un cruce de caminos entre Ginebra, Basilea, Lausana, Zurich, Berna y La Chaux-de-Fonds/Moutier.

También tiene un importante nudo de carreteras en que destacan las autopistas A5, A6 y A16.

El puerto, compartido con la comuna vecina de Nidau sobre el Lago de Biel/Bienne, implica muchos barcos deportivos, de transporte y de trabajo, que se reparten las orillas del lago y de los ríos que afluyen al mismo.