Microsiervos

Ajedrez unidimensional en varios diseños y con una versión jugable

Doc Pop tiene una página sobre su versión de ajedrez unidimensional, en el que las piezas se llaman igual y mueven básicamente parecido-pero-diferente aunque el tablero es una larga línea unidimensional, serpenteante a veces. Está disponible como PDF de varias páginas que incluyen las reglas y varios tableros, a cambio de «la voluntad» como quien dice (una propina). Así que para una tarde de risas y diversión, descargar e imprimir.

Además de la versión básica en PDF también existe como versión jugable: Doc Pop’s One-Dimensional Chess como módulo de TableTop Simulator en Steam. Es una especie de simulador de juegos de cartas y de mesa con reglas físicas. No lo he probado pero parece curioso.

Recordemos de paso que no es la única versión de ajedrez unidimensional que existe, pues en una idea recurrente con diversos diseños de tablero, piezas y reglas. La original creo que la propuso Martin Gardner en julio de 1980 en Scientific American, aunque hay algunas ideas anteriores.

Se pueden recibir avisos de novedades sobre los proyectos de Doc Pop en la página de Kickstarter que ha dedicado a su ajedrez unidimensional.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Primer vuelo –por fin– del Boeing 737 MAX 10

El primer 737 MAX 10 yéndose al aire por primera vez – Boeing

Con algo más de un año sobre las últimas previsiones ayer se producía el primer vuelo de un Boeing 737 MAX 10, la quinta y última variante de esta generación del venerable avión de pasajeros. Es la que tiene el fuselaje más largo de las cinco y la mayor capacidad de asientos. A Boeing le esperan aún cerca de dos años de vuelos de pruebas antes de que el MAX 10 pueda entrar en servicio. Y es que hay dos cosas que probar exhaustivamente: su nuevo tren de aterrizaje y un nuevo sistema de respaldo para calcular el ángulo de ataque del avión.

El MAX 10 es 1,6 metros más largo que un MAX 9 y 4,3 metros más largo que el MAX 8, la variante más popular. Ese extra de longitud permite meter, según Boeing, hasta 230 personas en un MAX 10 en una configuración de una sola clase frente a las 218 de un MAX 9, las 186 de un MAX 8, o las 172 de un MAX 7. El caso del MAX 200 es aparte porque está específicamente diseñado con asientos de perfil fino para poder meter 200 pasajeros en un avión del tamaño del MAX 8.

La capacidad extra de pasajeros del MAX 10 –y del MAX 200– ha obligado a Boeing a añadir dos puertas de salida extra a a mitad de la parte trasera del fuselaje para cumplir con las normativas de seguridad. Pero en el MAX 10, además, le ha obligado a diseñar un tren de aterrizaje 23 centímetros más largo para que los 65 centímetros extra de fuselaje que van por detrás de las alas respecto a un MAX 9 no hagan que la cola se golpee con la pista durante el despegue. Aunque a la vez el tren de aterrizaje tiene que caber en el mismo hueco que el de los demás MAX. Y para ello las patas son extensibles: en cuanto salen de su posición recogida se extienden esos 23 centímetros extra; los mismos que se recogen cuando hay que guardarlas. Y todo esto hay que probarlo.

Pero además el MAX 10 monta un sistema extra para calcular el ángulo de ataque –cuanto apunta para arriba o para abajo el morro del avión– pues es un requisito exigido por las autoridades europeas tras los accidentes que dejaron en tierra el MAX durante veinte meses. Son accidentes, cabe recordar, que fueron causados precisamente por problemas con los sensores de ángulo de ataque del modelo y su sistema automático de control del ángulo de ataque. Y esto hay que probarlo también muy mucho.

De ahí los dos años de vuelos de prueba que le esperan al MAX 10 antes de entrar en servicio, un periodo bastante más largo que el de las otras variantes. Esto es un problema extra para Boeing y el MAX 10 porque su competidor directo, el Airbus A321, ya le está ganando en ventas en una proporción 5 a 1 según las estimaciones más optimistas –hay quien lo pone en un 8 a 1–. Pero es que además para cuando el MAX 10 entre en servicio tendrá que enfrentarse al A321XLR, una versión con aún más alcance del A321neoLR, que ya es el avión de un sólo pasillo con más alcance del mundo.

Relacionado,

# Enlace Permanente

The Road to Conscious Machines, una magnífica introducción a lo que de verdad es la inteligencia artificial

The Road to Conscious Machines: The Story of AI por Michael Wooldridge. Pelican 2020. 388 páginas.

Quienes me sigáis mínimamente sabéis que protesto bastante por el tratamiento que se hace en general en los medios de la expresión inteligencia artificial. Entre otras cosas porque generalmente se asocia a HAL, Skynet o C3PO… y aún nos falta mucho, pero mucho para llegar ahí. Si es que alguna vez llegamos. Sería muy importante aclarar que en el 99 por ciento de las veces en las que se habla de ella estamos hablando de inteligencia artificial débil –muy buena en una cosa en concreto pero nada más– y no de inteligencia artificial fuerte, que sería aquella que nos costaría distinguir de la nuestra. El gran sueño de la inteligencia artificial, en palabras del autor del libro.

Precisamente es explicando esta importantísima y fundamental distinción por dónde empieza el libro, para luego adentrarse en la historia de la disciplina. No sin antes dejar muy claro el problema fundamental de la inteligencia artificial, que es que no tenemos muy claro qué es la inteligencia ni mucho menos de dónde sale.

Así, cubre las grandes épocas de la IA: la era dorada de la inteligencia artificial en la que parecía que simplemente la potencia bruta de los ordenadores podría servir para construir cerebros artificiales; la época en la que parecía que bastaría con reunir enormes bases de datos de conocimiento para crear sistemas expertos; la época de la inteligencia artificial que se basaba en los comportamientos que deberían mostrar los sistemas; y la época actual en la que predomina el aprendizaje automático y las redes neuronales. Y va explicando en qué se basan, las promesas –en la mayor parte de los casos fallidas– de cada una de ellas, y cómo al final todo parece estar convergiendo de nuevo; cómo ninguna de las grandes áreas de actuación parece suficiente por sí misma y cómo quizás una integración de ellas nos podría acercar al gran sueño. Si es que alguna vez somos capaces de saber cómo integrarlas. Y suponiendo que esa sea la forma de atacar el problema, porque si no sabemos definir qué buscamos es muy complejo –por no decir imposible– buscar una solución.

Habla también de cómo nos imaginamos que las cosas pueden salir mal –Terminator, la singularidad, las leyes de la robótica de Asimov, etc– y por qué esos problemas en realidad no deberían preocuparnos. Aunque sí deberíamos preocuparnos por la IA ética, porque aunque sea de forma limitada, cada vez está presente en más aspectos de nuestras vidas, desde cuando pedimos un crédito a sistemas que ayudan a decidir si una persona está en condiciones de recibir la libertad condicional o hasta si una denuncia es cierta. No olvida tampoco qué influencia puede tener en el mercado laboral y en la eliminación de puestos de trabajo, los robots asesinos –armas autónomas con capacidad de matar–, o los sesgos en los algoritmos y los conjuntos de datos con los que se entrena a las inteligencias artificiales, que tienen el problema añadido de que no sabemos cómo llegan a las conclusiones que llegan.

Termina el libro con un apartado dedicado a las máquinas conscientes, explicando las enormes dificultades que supone tan siquiera plantear el problema porque, como decía antes. no tenemos muy claro qué es la conciencia, la inteligencia, o de dónde surge lo que llamamos mente. Y aunque dice que falta mucho, no descarta que algún día logremos construirlas. Aunque quizás entonces venga la pregunta de si podríamos saber si son como nosotros o no.

Completan el libro un glosario, varios apéndices para profundizar en algunos temas que no ha querido meter en el texto principal, y una extensa bibliografía.

Como dijo David Azcárate, que es gracias a quien di con este libro, «relata la historia y perspectivas de la IA, esperanzas y frustraciones, burbujas y realidades. Muy didáctico y honesto.» Y muy, pero que muy recomendable, añadiría yo. Además, mi admirado Alan Turing sale en numerosas ocasiones, como no podía ser de otra forma. No en vano fue una de las primeras personas en pensar y escribir sobre esto.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Un experimento loco para ver qué sucede cuando se hacen pasar 1.000 amperios a través de un cuchillo de acero inoxidable

AVISO GENÉRICO DE PELIGRO: NIÑOS Y NIÑAS, NO HAGÁIS ESTO EN CASA. Entre otras cosas, porque no tenéis los materiales y porque montar todo es un lío de narices, pero también porque la instensidad de la corriente mata y 1.000 amperios son muchos amperios. Avisados quedáis.

AVISO ACTUAL DE PELIGRO: No hagáis esto en casa en los tiempos que corren –y menos fuera del «horario valle»– porque la factura de la electricidad puede tan descomunal como la del Gran Colisionador de Hadrones, y dejar vuestra cuenta corriente peor que el cuchillo del experimento.

Detrás de este vídeo de Photonicinduction hay un «científico loco con experiencia» (25 años de electricista) conocido como Photon que decidió probar a ver qué pasaba si construía un transformador de alta intensidad (1.000A) y utilizando unos gigantescos cables capaces de transportar la electricidad sin achicharrarse, los conectaba a un gran cuchillo de reluciente acero inoxidable.

El resultado es bastante espectacular, con el cuchillo calentándose al rojo vivo en cuestión de segundos para –acto seguido–, romperse y derretirse de varias maneras. El invento, muy propio de «inventor loco», tiene tres detalles interesantes: uno, que funciona mediante una gran bobina de inducción, en la que cuantas más vueltas se de al cable mayor voltaje se consigue; otro, un potenciómetro regulador para ir subiendo la intensidad poco a poco y, finalmente, el característico zumbido eléctrico de 50 Hz que anuncia que «aquí va a pasar algo gordo», como así es.

El tío además se pone luego a probar a ver qué sucede si conecta y desconecta, hasta acabar con otros cuchillos totalmente carbonizados y destrozados de varias maneras. Ojo que el amigo no lleva guantes ni mucha protección que digamos, y eso ya parece un poco inconsciente por su parte, la verdad. Eso sí, como dicen los Slow Mo Guys, otros de nuestros favoritos, que pasaron a dejar un comentario: «este canal es para lo que se inventó YouTube».

# Enlace Permanente

Cruce de autómatas celulares: la Regla 30 y el Juego de la vida en el mismo escenario

Elliot Waite ha tenido la feliz idea de cruzar dos de los autómatas más simples y conocidos en uno solo: la Regla 30 de Wolfram y el Juego de la vida de Conway. El resultado es que cuando las células unidimensionales de la Regla 30 siguen sus reglas y llegan al límite del juego del a vida comienzan a comportarse según el otro conjunto de reglas. Y con música queda muy bonito.

Para entender lo que es cada uno de estos autómatas celulares:

  • La Regla 30 descrita por Stephen Wolfram es un autómata celular (1D) en el que la siguiente generación de una célula tiene en cuenta lo que sucede el estado de las dos anteriores más cercanas para «vivir» o «morir». Es una regla tremendamente simple, pero a la vez aperiódica y caótica; tanto que incluso se utiliza como generador de números pseudoaleatorios.
  • El Juego de la vida es un autómata celular bidimensional (2D), en el que la siguiente generación de una célula contempla el estado de las ocho células vecinas que rodean a una célula dada. Aunque a veces todas desaparecen otras veces se quedan en una secuencia periódica, o incluso generan «objetos» como los deslizadores o naves que parecen tener movimiento por el plano y crecer sin fin.

Esta combinación de Regla 30 + Juego de la vida es ingeniosa y aunque las dimensiones no son infinitas y la zona donde se cruzan ambas reglas se comporta un poco de aquella manera tiene su encanto, porque pueden verse los patrones de triángulos aperiódicos típicos de la Regla 30 transformarse en algunos objetos que perduran y se mueven al llegar al juego de la vida.

Waite también tiene otro vídeo similar pero esta vez con la Regla 110 + El juego de la vida, que es igual de simple aunque de aspecto un poco diferente.

Está claro que nadie esperaba que surgiera alguna explicación o algo profundo de esto, pero simplemente es bello y, con ayuda de la música, diría que incluso relajante. Además, da para póster, o camiseta.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Nobel Run: un juego de cartas sobre investigación y ciencia y mujeres

Nobel Run es un juego de construcción de mazos de cartas –de esos en los que tienes que ir consiguiendo cartas con ciertas características– que intenta explicar cómo funcionan la investigación y la ciencia. El objetivo: conseguir un Nobel. Con ayuda de un montón de científicas e investigadoras, pues es un juego que además hace una fuerte y evidente apuesta por el papel de las mujeres en este campo.

Está pensado para que lo jueguen de una a cuatro personas de más de diez años. Las partidas duran unos 30 minutos. Las cartas son independientes del idioma, aunque ya hay instrucciones en español e inglés. Y si quieres puedes contribuir traduciéndolas a algún idioma más.

Es una idea de Pablo Garaizar, Lorena Fernández e Íñigo Maestro.

El juego ya ha conseguido casi el triple de la financiación que buscaba, así que en principio saldrá sí o sí. En diciembre de 2021. Pero puedes ir pidiendo tu(s) copia(s) en su página de Kickstarter.

# Enlace Permanente

Los personajes de Blade Runner, Tiburón, Terminator y otras películas diseñados con esmero al estilo «series animadas»

Tom McWeeney es un artista que tiene en Behance diversas series de personajes de películas recreados al estilo «serie animada». Son auténticas maravillas que van desde Blade Runner a Terminator, Conan o Kill Bill. Y hay quien se pregunta si de verdad no podrían hacer una serie animada con ellos.


La verdad es que echar un vistazo a su archivo es impresionante, por la calidad y estilo, siempre centrados en el campo de la ciencia-ficción, la fantasía y los superhéroes como temas favoritos. No hay que perderse tampoco clásicos como Alien, La cosa o, un poco diferente, su montaje con personajes de DC: Fight like a girl.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Los Estados Unidos y la Unión Europea cierran el conflicto comercial por los subsidios a Airbus y Boeing


Un Airbus A220-300, el avión antes conocido como Bombardier C-Series CS300 – Airbus

Después de 17 años a tortas por los subsidios a Airbus y Boeing los Estados Unidos y la Unión Europea han llegado por fin a un acuerdo mediante el que suspenden los aranceles que se imponían mutuamente por este asunto. En la práctica esto supone que los EEUU dejarán en suspenso unos 7.500 millones de dólares que iban a aplicar a productos europeos y que a su vez la UE hace lo propio con otros 4.000 millones que se iban a aplicar a productos estadounidenses. Afectaban a todo tipo de productos.

Parte del acuerdo viene sin duda alentado por el cambio de aires que ha traído la administración Biden. Pero también viene del temor a que Comac –el equivalente chino a Airbus, por así decirlo– pudiera aprovecharse de esta guerra comercial para hacerse con un cierto número de ventas. Las fechas en estas cosas son siempre flexibles pero el Comac C919, en la clase del Airbus A320 y del Boeing 737, podría entrar en servicio este año. Por su parte el C929, en la clase del Airbus A350 o del Boeing 787, podría hacerlo en 2025. Así que mejor irse preparando.

Pero en cualquier caso el acuerdo no llega antes de que, aunque sea un poco de rebote, Airbus consiguiera hacerse con los C-Series de Bombardier casi por la cara; es el avión ahora conocido como Airbus A220.

Relacionado,

# Enlace Permanente

La estación espacial china recibe su primera tripulación


La Shenzhou 12 a punto de acoplarse - CNSA

La primera tripulación de la estación espacial china ya está a bordo. Fue lanzada esta mañana a bordo de la cápsula tripulada Shenzhou 12 por un cohete Larga Marcha 2F. Su cápsula atracó a las 10:34, hora peninsular española (UTC +2) en el puerto frontal de Tianhe, a su vez lanzado el pasado 29 de abril. El tiempo de viaje ha sido de seis horas y 32 minutos. Ha sido el primer lanzamiento desde 2016 de una misión tripulada china; el séptimo en total desde 1999.


La tripulación está formada por Tang Hongbo (izquierda), Nie Haisheng (centro), y Liu Boming (derecha). Es la primera misión para Tang, la tercera para Nie (Shenzhou 6 y 10), que además es el comandante de la Shenzhou 12, y la segunda para Liu (Shenzhou 7)

Se trata de una misión con una duración prevista de tres meses en la que irán comprobando el funcionamiento de los sistemas de la estación y en la que además llevarán a cabo dos paseos espaciales para instalar una caja de herramientas, una cámara panorámica y un juego extra de bombas. También se encargarán de transferir la carga que está esperándolos a bordo del carguero Tianzhou 2, que lleva atracado al puerto posterior de la estación desde el 30 de mayo.

Seguir leyendo: La estación espacial china recibe su primera tripulación

# Enlace Permanente

Naukas Bilbao 2021 ya tiene programa provisional

Después de la suspensión de la edición de 2020 debido a la pandemia Naukas Bilbao vuelve a la carga y ya tiene programa provisional para la edición de 2021, que además es su décima edición. Tendrá lugar los días 23, 24, 25 y 26 de septiembre en el Palacio Euskalduna.

De nuevo seguirá el esquema estrenado en 2017 que incluye tres eventos relacionados:

  • Jueves 23: Naukas PRO. En él centros de investigación, laboratorios, científicas y científicos de renombre o equipos de trabajo cuentan con 20 minutos para explicar a un público general en qué consiste su trabajo.
  • Viernes 24 y Sábado 25: Naukas Bilbao 2021 propiamente dicho. Algo más de 40 charlas de 10 minutos de temas muy variados.
  • Domingo 26: Naukas KIDS, un día dedicado a los más pequeños, que también se lo merecen.

Naukas Bilbao es una iniciativa de la plataforma de divulgación científica Naukas en la que, como es tradicional, la Cátedra de Cultura Científica de la UPV está en la sala de máquinas velando porque todo salga a la perfección.

Como siempre la entrada es libre y gratuita, aunque este año el aforo estará limitado por las normas covid y, entre otras cosas, será necesario recoger los datos personales de todas las personas que accedan a las salas (nombre + apellido + teléfono de contacto). Como la situación de la pandemia es cambiante es importante que eches un vistazo a las normas en los días previos al evento para estar al tanto de las últimas novedades.

Yo hablaré de mi admirada Ada Lovelace. ¡Nos vemos allí!

# Enlace Permanente

Cien realidades alternativas en un concurso de rendering sobre una misma escena básica

En el canal de Clinton «Pwnisher» Jones se planteó un concurso sobre la creación de un entorno a partir de una escena 3D bastante básica en la que un personaje camina pesadamente visto desde lejos. En total se presentaron 2.400 trabajos y este vídeo muestra un montaje de los 100 mejores. La música es de Feverkin.

El ganador fue Stephen Grimm, cuyo rendering puede verse a partir de 01:32. La verdad es que la calidad artística e imaginación que rezuma el concurso es impresionante, con escenas de robots, astronautas y personajes fantásticos caminando por planetas deshabitados, junglas y entornos futuristas. Como todos parten de los mismos datos básicos los movimientos encajan a la perfección.

Aunque de cada trabajo sólo se muestran unos pocos segundos algunos son casi historias completas en sí mismas, como la de los «robots zombies» que van cargados de minas y se dirigen a un campo de batalla; otras son más humorísticas como la de los stormtroopers en trineo o el personaje que surge de un tubo de pasta dentífrica. También las hay épicas, aunque la mayoría son bastante distópicas, todo sea dicho.

Definitivamente diría que es un concurso en el que todas las escenas de esta gran selección son impresionantes, aunque hay algunas más impresionantes que otras.

# Enlace Permanente

Comienza la instalación de los nuevos paneles solares de la Estación Espacial Internacional


Kimbrough y Pesquet durante su paseo espacial. ¿Los ves? – Oleg Novistky/Roscosmos

Los astronautas Thomas Pesquet y Shane Kimbrough llevaron ayer a cabo el primer paseo espacial dedicado a instalar los dos nuevos paneles solares desenrollables de la Estación Espacial Internacional (EEI) que llegaron a bordo de la cápsula de carga Cargo Dragon 22 a principios de junio. Pero una serie de problemas les impidieron terminar la instalación del primero de estos paneles, que era el objetivo planificado del paseo.

Seguir leyendo: Comienza la instalación de los nuevos paneles solares de la Estación Espacial Internacional

# Enlace Permanente

El impacto medioambiental de las botellas de plástico representado en una película fotorrealista

La gente de Studio Birthplace ha creado esta peliculita de animación y también una app para concienciar sobre el impacto medioambiental de las botellas de plástico. Básicamente muestra qué sucedería en un barrio normal y corriente si se «añadieran» como caídas del cielo tantas botellas como se producen en todo el planeta, en tiempo real.

Dado que actualmente se fabrican 20.000 botellas de plástico por segundo lo que sucede es un extraño cruce entre lo horripilante y lo divertido, con los muñecos de plástico de este particular entorno que recuerda a Los Sims siendo aplastados al cabo de unos pocos instantes.

Los detalles de algunas de las tomas son además geniales, mostrando el aplastamiento desde todos los ángulos, lo cual es todo un mérito teniendo en cuenta lo inexpresivo que resultan las figuritas protagonistas. La versión en forma de app de realidad aumentada te permite destruir tu propio barrio o lugar de trabajo:

(Vía It’s Nice That.)

Relacionado:

# Enlace Permanente

China y Rusia presentan su plan para construir la Estación Internacional de Investigación Lunar (o algo así)

Durante el congreso GLEX sobre exploración espacial China y Rusia han presentado la primera versión –muy preliminar– de su plan para construir la Estación Internacional de Investigación Lunar, ILRS por sus siglas en inglés¹. Tiene tres fases con el objetivo de tener la base lista para su utilización a partir de 2035.

La primera fase, de reconocimiento, ya ha empezado aunque no lo supiéramos, pues incluye la misión Chang'e 4, que lleva en el lado oculto de la Luna desde principios de 2019. Incluirá también las misiones chinas Chang'e 6 y 7; las rusas Luna 25, 26 y 27; y, quizás, alguna misión sin determinar de algún otro país que decida participar en la ILRS. Todas ellas tienen que haber sido lanzadas para 2025. Con los datos que proporcionen se escogerá el lugar para la instalación de la Estación Lunar.

La primera fase de construcción irá de 2026 a 2030. Incluye las misiones Chang'e 8 y Luna 28. El objetivo es hacer comprobaciones de las tecnologías a usar, traer muestras de vuelta a la Tierra, el envío de cargas pesadas con lanzadores rusos y el inicio de operaciones conjuntas chino-rusas.

La segunda fase de construcción, que empezará en 2031, tiene como objetivo completar la infraestructura en órbita y en superficie para el suministro de energía para la base, las comunicaciones, la utilización de recursos disponibles in situ y otras tecnologías. Las misiones denominadas ILRS-1 a 5 se centrarían respectivamente en la energía y las comunicaciones; las instalaciones de investigación y exploración; la utilización de recursos in situ; otras tecnologías necesarias; y los instrumentos e instalaciones necesarios para llevar a cabo observaciones astronómicas. Tendría que estar completada en 2035 para a partir de ahí comenzar a utilizar la ILRS de forma más o menos permanente con misiones tripuladas.


Diseño conceptual de la ILRS - CNSA/Roscosmos

Hay una guía que describe la estación y cómo ven China y Rusia que será la colaboración internacional que tenga lugar en ella. Debería haber sido un PDF pero es una serie de png colgados de una página web. Esperemos que demuestren un mejor uso de la tecnología con las ambiciosas misiones que quieren lanzar.

Una primera pegunta que surge es de dónde va a salir la financiación para todo esto; o incluso si la va a haber. Aunque viendo con un poco de detalle el vídeo en él sólo sale hardware chino sobre la superficie de la Luna. Salvo el módulo lunar LK soviético de hace 60 años. Así que quizás China vaya a afrontar la mayor parte de los gastos salvo los lanzadores.

Otra pregunta es cuál será la relación del programa de la Estación Lunar Internacional de Investigación con el de la Estación Orbital Lunar que la NASA lleva promoviendo unos años y el programa Artemisa para volver a colocar una misión tripulada sobre la superficie de la Luna… aunque en realidad podrían ser complementarios si hubiera voluntad política de que fuera así, lo que no está nada claro.

También está el peligro de que se dupliquen esfuerzos de forma inútil, un poco como cuando los Estados Unidos y la Unión Soviética estaban listas para construir cada una su propia estación espacial. Afortunadamente entonces se dieron cuenta de que era un poco una locura y gracias a ello tenemos la Estación Espacial Internacional.

Pero en cualquier caso el plan presentado hoy por China y Rusia es a tan largo plazo que aún hay tiempo para que todo cambie varios montones de veces. Así que habrá que tener paciencia para ver qué pasa con el futuro de la exploración lunar.

¹ International Lunar Research Station. ¿Estación de Investigación Lunar Internacional? ¿Estación de Investigación Lunar Internacional?

Relacionado,

# Enlace Permanente

Entrevista en Recuncho Gamer

Iago Gordillo, autor del himno de nuestro libro, nos ha invitado a participar en Recuncho Gamer, su espacio para el análisis desenfadado de videojuegos de ayer y hoy. Por aquello de que la pandemia y de que Alvy está a varios cientos de kilómetros será en línea, que es lo de rigor estos días.

La idea es hablar un rato de nuestro primer libro, Se suponía que esto era el futuro, publicado por Montena / Penguin Random House. Y otro rato de videojuegos, en especial de algunos ambientados en el futuro como se corresponde con el título del libro.

Será a las 20:30 del 16 de junio de 2021. Se podrá ver en Twitch, lo que es toda una modernez para nosotros.

# Enlace Permanente

El coronavirus mantiene los vuelos en Europa aún a la mitad del volumen de 2019


Los diez países con más vuelos el domingo 13 de junio de 2021 – Eurocontrol

Hoy, 15 de junio, es un día típico para irse de vacaciones. O volver. Y otros años los informativos estarían llenos de imágenes de aeropuertos atestados de personas que van o vienen de sus merecidas vacaciones. Pero este año, aunque empezamos a ver la luz al final del túnel gracias a las vacunas, los efectos de la pandemia de covid mantienen el volumen de vuelos en la mitad de 2019, el año anterior a la pandemia.

En concreto la media de vuelos en los países que dependen de Eurocontrol está estos días en un 53% por debajo del volumen de 2019. Por aerolíneas la cosa tampoco pinta muy bien. En España, por ejemplo, que fue el país con más vuelos el domingo 13 de junio, Air Europa está un 74% por debajo de sus operaciones en los mismos días de 2019, Vueling un 66, e Iberia un 48.

Eurocontrol está publicando análisis por países en los que se puede ver el estado actual y las previsiones. Y aún queda camino por recorrer. Para España, por ejemplo, la previsión más realista es que aún en 2024 sólo se alcanzará el 97% del volumen de vuelos de 2019.

Cabe recordar, de todos modos, que en lo peor de la pandemia y de los confinamientos en Europa el tráfico había caído en un 90%, y ese 10% que quedaba era prácticamente todo de vuelos de carga.

Sin embargo el número de vuelos no lo es todo: hay tal «ansiaviva» por viajar, al menos a España –y no voy a meterme aquí en si las restricciones por la covid son suficientes o no– que al menos Lufthansa se está planteando servir los vuelos a las Baleares con Boeing 747 y Airbus A350, los aviones de más capacidad de su flota, Airbus A380, que tiene parados, aparte. Grosso modo tienen el doble de capacidad de los aviones de la familia Airbus A320 que usa habitualmente para estas rutas.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Footsteps: un documental sobre el arte y la técnica de los estudios de efectos de sonido

Este minidocumental de Jeremy Benning descubre parte de la «magia» que hay detrás de las películas y series de televisión. Muestra el día a día del trabajo de los aristas de los «estudios de efectos», el denominado Foley, en inglés. En este caso se han instalado, construyéndola desde cero a medida con todos los avances técnicos necesarios, en una granja en las afueras de Toronto, en el Ontario rural.

Esta parte de la postproducción proviene de los orígenes mismos del cine sonoro, cuando se descubrió que era realmente complicado conseguir un sonido limpio y claro en las tomas rodadas en la película, mientras que era posible añadir a posteriori una pista de sonidos «recreados» para montar de forma sincronizada. En Footsteps Studio trabajan artistas que llevan décadas creando efectos, junto con todos sus artefactos y cachivaches. Una curiosa combinación de la más baja tecnología con herramientas como Pro Tools para crear las pistas definitivas.

Entre otros objetos muestran orgullos sus colecciones de zapatos, puertas, cerraduras, sacos, cuerdas, piedras… Cualquier cosa es buena (y necesaria) para crear efectos de sonido. El estudio es caótico pero ordenado; al menos dicen que saben dónde están las cosas. Reconocen que trabajar de los efectos es como vivir en una especie de «realidad paralela» en la que se van fijando en el detalle de los sonidos del mundo que les rodea durante las actividades cotidianas. Entre los efectos más impactantes están los puñetazos a sacos y piezas de carne, las rodadas de un monopatín –incluso ajustando la velocidad– o el chirriar de las puertas. Todo el estudio está microfonado y cableado… porque nunca sabes si necesitarás el sonido de la cisterna del inodoro o de una tetera a punto de hervir.

Aburrirse no parece que se aburran; de hecho parece una profesión definitivamente divertida, en la que se requiere mucha imaginación, caso propia de magos. Hacerlo bien y sincronizarse con los actores y actrices debe ser complicado, por no hablar de que a veces puede hacer falta fuerza física o encontrarle el «tono» a los sonidos, para que sean más realistas, tremebundos o humorísticos. Dicen que trabajo no les falta: desde las películas a series de televisión, animación, anuncios e incluso los cada vez más realistas videojuegos.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Boeing y la NASA adelantan la segunda prueba de la cápsula tripulada Starliner al 30 de julio


Impresión artística de una Starliner separándose de la segunda etapa del Atlas V - Boeing

Al final Boeing y la NASA han conseguido encontrar un hueco y adelantan la segunda misión de prueba de la cápsula tripulada Starliner, conocida como OFT-2, al próximo 30 de julio. El lanzamiento está previsto para las 20:53, hora peninsular española (UTC +2) del 30 de julio. Pero es el enésimo cambio de fecha para esta misión, así que ya veremos.

La idea es que una Starliner, no tripulada en este caso, viaje a la Estación Espacial Internacional (EEI) para acoplarse automáticamente en ella, y que tras permanecer unos días allí vuelva a tierra. Con esto se ejecutará lo que será el perfil estándar de las misiones de las Starliner a la Estación. Es una prueba similar a la que hizo la Crew Dragon de SpaceX en marzo de 2019 y es fundamental para que la NASA autorice después una misión tripulada de prueba y más tarde la entrada en servicio regular de la Starliner.

Boeing ha completado recientemente las pruebas de extremo a extremo del software de vuelo del Starliner llevando a cabo una misión simulada de cinco días de la OFT-2 en las que han participado los equipos que estarán a cargo de la misión real y en la que se ha usado el hardware de mayor fidelidad disponible. Todas las acciones recomendadas por el comité independiente como resultado del primer vuelo de prueba de Starliner se han completado y están pendientes de recibir el visto bueno.

Cabe recordar que la OTF-1, la primera misión de prueba de una Starliner, fue un verdadero desastre. Aunque podía haber sido peor. Unas pruebas no demasiado exhaustivas llevaron a que la cápsula recibiera información errónea para su temporizador interno, por lo que tras separarse del cohete que la puso en órbita «pensaba» que estaba en otro momento de la misión y empezó a ejecutar unas maniobras que no tocaban que la llevaron a gastar demasiado combustible. Tanto que, una vez recuperado el control, hubo que descartar que pudiera seguir hacia la Estación. El equipo de la misión, además, tardó en recuperar el control de la cápsula por un error en el diseño de los equipos de comunicaciones. Además, con la cápsula ya en órbita, fue descubierto un error en la programación de sus motores de maniobra que de no haber sido corregido a tiempo podría haber hecho chocar la cápsula con su módulo de servicio tras su separación, con lo que el escudo térmico de la cápsula podía haber resultado dañado y por ello la cápsula destruida durante su reentrada en la atmósfera.

Por ello es tan importante que esta vez Boeing haya hecho una simulación completa de la misión: en el análisis posterior al fallo de la OFT–1 se descubrió que nunca lo había hecho.

La Starliner es la segunda cápsula que la NASA ha contratado para el programa de tripulaciones comerciales junto con la Crew Dragon de SpaceX. La idea es disponer de al menos dos tipos de cápsulas lanzadas por otros tipos de cohetes distintos para tener redundancia en el acceso a la Estación Espacial Internacional.

Por otro lado, Boeing podrá usar las Starliner para sus propias misiones, igual que SpaceX está a punto de empezar a hacer.

Relacionado,

# Enlace Permanente

The Umbrella Academy, una entretenida serie de cómics –y de TV– sobre una familia disfuncional con superpoderes

A mediados del siglo XX, coincidiendo con el codazo atómico volador con el que «Tusslin' Tom» Gurney derrotaba al calamar espacial de Rigel X–9, nacieron 43 niñas y niños en todo el mundo de forma simultánea. Aunque ninguna de sus madres estaba tan siquiera embarazada unos instantes antes. Pronto se reveló que tenían poderes extraordinarios. Los que sobrevivieron fueron bien abandonados bien puestos en adopción.

Sir Reginald Hergreeves, también conocido como El monóculo, inventor millonario y algo excéntrico, entre otras cosas, decidió adoptar a todos los que pudiera para salvar al mundo. Aunque el mundo no sabía de qué necesitaba ser salvado. De los 43 consiguió hacerse con siete, con los que formó la The Umbrella Academy.

Nadie supo más de ellos hasta que diez años más tarde aparecieron en público para poner bajo control la Torre Eiffel que se había vuelto loca. Y es que en realidad era una nave espacial camuflada propiedad del robot zombie Gustave Eiffel.

Sólo que para entonces Número 5 –Hargreeves se había negado a ponerle nombre a sus «hijos adoptivos»– ya había desaparecido. Y a número 7 no le dejaban participar en las acciones con sus hermanos porque, siempre según Hargreeves, ella no tenía nada de extraordinaria.

Cuando los volvemos a encontrar, otros veinte años más tarde, The Umbrella Academy se ha desbandado. Número 5 sigue desaparecido. Número 1 está en la Luna, vigilando por si apareciera cualquier peligro desde el espacio. Número 7 intenta ganarse la vida como violinista… y Hargreeves acaba de morir.

Su entierro será el catalizador que haga que vuelvan a verse después de muchos años. Y el que los haga enfrentarse a todos los fantasmas de su pasado y de la educación fría y calculadora sin un ápice de cariño que recibieron por parte de Hargreeves. Aunque claro, Hargreeves tenía sus cosas e igual no hay que juzgarlo por parámetros humanos.

Suite apocalíptica es el primer volumen que recoge las aventuras de esta disfuncional familia en las que lo de menos es casi que tengan superpoderes. Siguen en otros dos volúmenes, Dallas y Hotel Oblivion. Y ya está en camino Sparrow Academy.

Además Netflix ha hecho una adaptación bastante libre de los dos primeros volúmenes en otras tantas temporadas. Y ya se está rodando la tercera temporada.

Tanto los cómics como la serie están muy bien; y cómo son tan diferentes se puede disfrutar de las dos cosas. Y por si te quedas con ganas de más también hay varias historias corta. Tres de ellas van incluidas en los volúmenes recopilatorios; sólo Safe & Sound va aparte, en el segundo volumen de Dark Horse Presents. Y también hay una serie spin off en cómic, Tales from the Umbrella Academy.

# Enlace Permanente

La plaza subastada para el primer vuelo tripulado del New Shepard al espacio salió en 28 millones de dólares


Vistas a través de la ventana de la RSS First Step en uno de sus vuelos de prueba – Blue Origin

Apenas fueron necesarios siete minutos para que en la subasta pública celebrada ayer el asiento disponible para el primer vuelo tripulado al espacio de un cohete New Shepard de Blue Origin pasara de los 4,8 millones de dólares de los que partía a los 28 millones en los que se cerró la subasta. Por ahora se desconoce la identidad de la persona que se la ha llevado pero acompañará a Jeff Bezos y a su hermano Mark y a una cuarta persona en el lanzamiento previsto para el próximo 20 de julio. Más de 7.000 personas de 159 países se registraron para participar en la subasta.

Será el lanzamiento número 16 de un New Shepard pero el primero tripulado. Durará unos diez o doce minutos y en él la cápsula RSS First Step pasará claramente por encima de los 100 kilómetros de altitud, que es el límite del espacio aceptado por la Federación Aeronáutica Internacional (FAI).

Así que esas cuatro personas se ganarán sus alas de astronauta. Y esa persona que ha comprometido 28 millones de dólares –que serán donados a la fundación de Blue Origin, Club for the Future, cuya misión es inspirar a las futuras generaciones a seguir carreras en STEM y ayudar a inventar el futuro de la vida en el espacio– será la primera o primer turista espacial de la historia en participar en un vuelo de este estilo.

Hasta ahora sólo empleados de Virgin Galactic han hecho vuelos similares pero la altura máxima que han alcanzado es de 89,9 kilómetros en el segundo vuelo del VSS Unity. Con ello obtienen las alas de astronauta para la NASA, que considera astronauta a cualquier persona que vuele por encima de los 80 km. Pero no las de la FAI.

Blue Origin no ha dicho por ahora en cuanto saldrán las plazas para los vuelos regulares del New Shepard pero es de esperar que estén un poco por debajo de esos 28 millones de dólares, que en Microsiervos hay semanas que no los ganamos y así no va a haber manera de ahorrar para uno de esos vuelos.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Páginas