Consideraciones sobre el modelo

El modelo analógico con número de referencia 71916 me llegó en un estado que no esperaba, especialmente porque leído el manual no explicaba parte de sus carencias:

La placa base de la locomotora es diferente a la que lleva la misma locomotora digitalizada con sonido, no por diseño, sino por falta de componentes. En las fotos de debajo se puede apreciar como están los pads de soldadura de los componentes necesarios para la luz de cabina, pero faltan todos ellos. El motivo no es otro que amplificar la salida de función AUX9 y AUX10 que dependen de SUSI y que al ser conmutadas son salidas lógicas no amplificadas.

Los componentes que faltan en la placa son los dos leds blancos que iluminan la cabina con sus respectivas resistencias de 4K7, y el transistor del tipo NPN (yo le puse un BC846) y la resistencia de 1K que regula la entrada al transistor.

Además también falta el condensador electrolítico que hace de soporte para evitar los tirones debidos a vías sucias y que hace de alimentación ininterrumpida.

En la parte izquierda está la placa de la locomotora analógica, en la parte derecha la placa de la locomotora digital con sonido.

En los manuales no se resuelve bien el hecho de explicar la digitalización de la locomotora, ni tampoco dice nada de los componentes que faltan.

La placa completa se vende suelta junto con las dos de los leds extremos por unos 50 €, como pieza de recambio de ROCO.


Excepción de calidad

Exteriormente la locomotora es cierto que está muy bien conseguida, pero la mía trae un defecto de orígen, claro está, comparada con la misma locomotora digital con sonido:

Los testeros son diferentes porque en uno de los lados no aparece la serigrafía de Donau que hay en el otro lado. Es como si no le hubieran dado la vuelta para la serigrafía y se quedó sin tampografias.

El cambio se puede ver en las dos fotos (pido perdón por la que ha salido movida).

 


¿Perdí la garantía?

Seguramente, ya que mandé una misiva a ROCO para explicar el problema, aún estoy esperando una contestación realista que no sea "tirar pelotas fuera" del primer correo, y ante la insistencia he recibido el silencio por respuesta.

Una vez cansado de no recibir respuesta me puse manos a la obra y añadí los componentes faltantes en la placa base de la locomotora para las dos cabina y un condensador que se aloja en el hueco correspondiente. Espero que esta locomotora se revalorice como las monedas o sellos defectuosos en manos de coleccionistas.


Mas cosas:

La primera consideración, desfavorable, Aux7 conmuta directamente en placa la iluminación frotal y trasera, pero sólo las salidas de función F0d y F0r, no así las Aux1 y Aux2. Esto nos da un handicap para tratar la iluminación de la locomotora, ya que no todos los descodificadores de 22 pines tienen Aux7 (los hay que llegan a Aux6, y de éstos aún alguno tiene las dos últimas sin potencia), y con el mapeo normal al hacer las luces largas se nos queda una de las cortas encendida.

La segunda consideración es que si queremos ponerle las luces de cabina y el condensador, es posible, a costa de perder la garantía del fabricante. En el caso de querer una placa de locomotora completa es posible encontrarla como accesorio por unos 50 €.

La tercera consideración es que los descodificadores que no puedan realizar el intercambio de salidas SUSI a Aux9/10, pudiera ser que las luces de cabina se queden siempre encendidas, como es el caso del último descodificador de la lista.

La cuarta consideración es que al no estar las luces rojas de los testeros seriadas, sino consecutivas, los descodificadores con menos salidas de función sólo pueden iluminar el testero delantero, pero no el trasero con una o dos luces rojas. Este es el caso del descodificador de Doehler&Haass probado, por lo que el mapeo del mismo ha de ser muy básico y se pierden muchas funciones, incluidas las luces largas y las rojas, aunque las de cabina se queden encendidas.

La quinta y no menos importante, en ningún sitio de su documentación dice nada de los cambios físicos entre analógico y digital con sonido, y tampoco ofrece manual para el digital, por lo que cosas como las luces largas pueden pasar desapercibidas, y el mapeo de funciones comenzar a ser una tediosa faena por desconocimiento.

A mi parecer, una locomotora que lleva un zócalo para poderla digitalizar tendría que llevar instrucciones para su digitalización o al menos la misma documentación que la locomotora digitalizada, y la misma debe ser exhaustiva para evitar que los clientes se queden insatisfechos con la compra.

Para realizar todas estas pruebas tuve que fabricarme un útil que puede ser interesante, resultado de un pie en 3D y un espejo de sobremesa barato (ver artículo en la web).


El sonido de ROCO, proporcionado por LeoSound Labs no me acabó gustando, así que en el descodificador de sonido MS450 le puse el sonido proporcionado por Zimo, que es actual y de mejor calidad.

También me he dado cuenta que Zimo utiliza versión para iniciar sonido con F1 o con F8, por lo que las funciones están colocadas de forma distinta, aunque la documentación dada por el fabricante del descodificador es buena.