Modelismo

Minitrix – Coche de viajeros » Umbauwagen » 2ª Clase, Epoca IV, Escala N, Ref: 15078.

Zaratren -

Coche de viajeros » Umbauwagen » 2ª Clase, Epoca IV, Escala N. Marca Minitrix, Ref: 15078. Precio: 59,90 Euros. – COCHE DE VIAJEROS » UMBAUWAGEN «. – 2ª CLASE. – DB. – COCHE TIPO Byg. – COLOR VERDE OXIDO. – CON LUZ INTERIOR. – CINEMATICA DE ACOPLAMIENTO CERRADO. – LONGITUD ENTRE TOPES 125 mm. – […]

La entrada Minitrix – Coche de viajeros » Umbauwagen » 2ª Clase, Epoca IV, Escala N, Ref: 15078. aparece primero en blog.zaratren.com.

Faller – Casa Rural con entramado de madera, Epoca III, Escala H0, Ref: 130275.

Zaratren -

Casa Rural con entramado de madera, Epoca III, Escala H0. Marca Faller, Ref: 130275. Precio: 25,90 Euros. CASA RURAL CON ENTRAMADO DE MADERA. EPOCA III. FABRICADO EN PLASTICO. DIMENSIONES 165 x 102 x 118 mm. ESCALA HO. FÁCIL DE MONTAR, INSTRUCCIONES EN SU INTERIOR. DE LA MARCA FALLER. REF: 130275.  

La entrada Faller – Casa Rural con entramado de madera, Epoca III, Escala H0, Ref: 130275. aparece primero en blog.zaratren.com.

Wang Yaping se convierte en la primera astronauta china en hacer un paseo espacial

Microsiervos -

Hoy ha tenido lugar el tercer paseo espacial en el exterior de la estación espacial china. En él participó Wang Yaping, que se convertía así en la primera astronauta china en hacer un paseo espacial. La acompañaba en el paseo Zhai Zhigang, el comandante de la misión, quien fue el protagonista del primer paseo espacial chino hace 13 años. Wang Yaping llevaba el traje con rayas doradas; Zhai Zhigang el de rayas rojas. En el interior de la estación les apoyaba su compañero Ye Guangfu.

Durante el paseo añadieron un soporte en el que los astronautas pueden apoyar los pies y un banco de trabajo al brazo robot de la estación. También instalaron un adaptador al que en el futuro se acoplará el módulo laboratorio Wentian.

Los tres forman parte de la tripulación de la cápsula tripulada Shenzhou 13. Permanecerán a bordo de la estación seis meses, estableciendo un nuevo récord de duración para una misión tripulada china.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Exhalación, otra brillante colección de relatos de Ted Chiang

Microsiervos -

Exhalación por Ted Chiang. Traducción de Rubén martín Giráldez. Sexto Piso (21 de septiembre de 2020). 348 páginas.

Leer a Ted Chiang se siempre una apuesta segura. Y esta nueva colección de relatos vuelve a demostrarlo, aunque como siempre hay un poco para todos los gustos. A mí, por ejemplo, los dos primeros relatos me dejaron un poco frío.

Pero Lo que se espera de nosotros, con su reflexión sobre el libre albedrío, o El ciclo de vida de los elementos de software, que habla de cómo sería criar una inteligencia artificial a partir de cero, me fueron reconciliando con Chiang. También me gustó mucho Ónfalo y lo que plantea acerca de la relación entre ciencia y religión y y nuestra supuesta importancia en el universo.

Aunque en cualquier caso sólo porque incluye La verdad del hecho, la verdad del sentimiento, este libro ya merece la pena. Es un relato que habla de cómo la memoria construye quienes somos cada uno de nosotros y de lo que podría pasar si tuviéramos acceso a una memoria perfecta. Con toda seguridad cambiaría nuestra imagen de nosotros mismos y nuestra relación con los demás. A mí me parece de lo mejor que ha escrito jamás Chiang, sólo superado por La historia de tu vida.

Como dije en su momento al hablar de La historia de tu vida los relatos de Chiang son una ciencia ficción de ideas poderosas que siempre hacen reflexionar. Y hay poco más que le puedas pedir a una lectura.

# Enlace Permanente

A la NASA se le complica la rotación entre las tripulaciones Crew–2 y Crew-3 de la Estación Espacial Internacional

Microsiervos -


La Crew Dragon Endeavour llegando a la Estación Espacial Internacional con la tripulación Crew–2 – Megan McArthur/NASA

Normalmente el relevo de tripulaciones en la Estación Espacial Internacional (EEI) se hace de tal forma que la entrante coincide unos días con la saliente. Pero a la NASA se le ha ido complicando la cosa con la rotación entre las tripulaciones Crew–2 y Crew-3 y al final no van a coincidir en órbita.

La tripulación Crew–3, compuesta por Raja Chari, Thomas Mashburn y Kayla Barron de NASA y Matthias Maurer de la ESA, iba a haber despegado rumbo a la Estación el pasado 31 de octubre. Pero la meteorología obligó a aplazar el lanzamiento al 3 de noviembre. Y luego el lanzamiento sufrió un nuevo aplazamiento al 7 de noviembre de 2021 debido a un problema médico menor de uno de los miembros de la tripulación.

Por otro lado la Crew Dragon Endeavour, en la que la tripulación Crew–2 llegó a la Estación el pasado 24 de abril, se aproxima al llímite de días de permanencia en el espacio para el que está certificada, que es de 210. Se cumplen el 17 de noviembre.

Así que con los retrasos del lanzamiento de la Crew–3 la NASA se ha visto en la necesidad de priorizar el lanzamiento de una o el retorno de otra. Y ha optado por priorizar el retorno de la Endeavour; no vaya a ser que se produzca algún retraso y se acerquen de más o sobrepasen el día 17.

Por eso todo está en marcha para que la tripulación Crew–2, formada por Shane Kimbrough y Megan McArthur de la NASA, Thomas Pesquet de la Agencia Espacial Europea (ESA), y Akihiko Hoshide de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), vuelva a tierra el lunes 8. Para ello está previsto que desatraquen de la Estación el domingo 7 a las 18:05, hora peninsular española (UTC +1). El amerizaje se producirá a las 12:14 del lunes.

Con esto la tripulación Crew–3 despegaría a bordo de la Crew Dragon Endurance a las 4:03 del día 11 para atracar en la Estación a las 00:10 del día 12.

Será Mark Vande Hei, quien llegó a la EEI en la Soyuz MS-18 en abril de este año, el que los reciba a bordo. No está previsto que él vuelva a tierra hasta marzo de 2022 al haber cedido su plaza en su cápsula a la actriz Yulia Peresild y el director Klim Shipenko.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Este día perfecto, una distopía mediada por ordenador

Microsiervos -

This Perfect Day por Ira Levin. Corsair (21 de agosto de 2014). 318 páginas.

En las primeras décadas del siglo XXI la humanidad forma una familia feliz que no conoce el hambre, la guerra ni, prácticamente, la enfermedad. Tan «sólo» a cambio de haber dejado todas las decisiones en manos de UniComp, Unified Computer, un ordenador que a todos los efectos controla el mundo. Uni decide, entre otras cosas, a qué se va a dedicar cada miembro de la familia, dónde va a vivir y trabajar, e incluso si va a tener descendencia. También gestiona los recursos naturales y la meteorología.

A eso ayuda que todos los miembros de la familia son sometidos a un tratamiento mensual que los mantiene mansos y dentro de unos parámetros que hacen que no se cuestionen nada de lo que sucede. También ayuda la presión de los otros miembros de la familia y la vigilancia continua de los consejeros, que cuidan del bienestar del resto de las personas. Sólo que de vez en cuando, quizás por tener una genética ligeramente diferente que aún no ha sido erradicada, nace un nuevo miembro de la familia a quien los tratamientos no acaban de hacer el efecto deseado. Se habla de ellos como de los incurables y son un poco una leyenda; nadie sabe muy bien si aún existen ni qué ha sido de los que había.

LI RM35M4419, aunque él prefiere que lo llamen Chip, es una de estas personas. Poco a poco va descubriendo cosas que no le cuadran y pensamientos que Uni no aprobaría. Y por mucho que intenta mantenerlos a raya pronto descubre que es más feliz cuando se aparta de la normalidad esperada de él.

Esta novela cuenta la historia de Chip y de su rebelión contra UniComp y el estado de las cosas en el mundo en el que le ha tocado vivir. Es, por supuesto, una crítica nada velada del estado de las cosas en nuestro mundo, que se compara muy bien con obras más conocidas como Un mundo feliz, Nosotros, o 1984. Además tiene un giro de guión hacia el final que me pilló por sorpresa, lo que siempre es de agradecer.

Enlazo con la edición en inglés, que por menos de dos euros no tiene ninguna duda. También está en español como Este día perfecto, aunque puede ser más difícil de conseguir.

(Descubrí esta novela vía Lola Mérida).

# Enlace Permanente

PLD Space exhibirá su cohete Miura 1 en público en Madrid

Microsiervos -


Impresión artística del Miura 1 en vuelo – PLD Space

PLD Space ha anunciado que exhibirá su cohete Miura 1 en público en Madrid durante los días 12, 13 y 14 de noviembre. Estará frente al Museo Nacional de Ciencias Naturales. Los horarios serán de las 15 a las 20 horas el día 12, de 10 a 20 el día 13 y de 10 a 18 el 14. No es necesario adquirir entrada para el museo para ver el cohete, pero es una buena oportunidad de ver tanto el Miura 1 como el MNCN que siempre merece una visita.

El cohete que estará expuesto, en cualquier caso, no es la unidad de vuelo sino la que se usará para las pruebas de cualificación. Estará expuesto junto con el transportador erector que le sirve de plataforma de lanzamiento. Habrá personal de PLD para responder preguntas acerca del cohete y de su hermano mayor, el Miura 5.

El Miura 1 es un cohete suborbital recuperable diseñado para alcanzar una altitud máxima de 150 kilómetros con una carga útil de hasta 100 kg. Lo propulsa un motor TEPREL–1 de de combustible líquido, lo que lo convierte en el primer lanzador de propulsión líquida desarrollado por una empresa privada de Europa. Se lanza desde tierra y se recupera en el mar. La idea es que pueda hacer hasta cuatro lanzamientos al año. Pero además de eso, es una plataforma de desarrollo para el Miura 5, un cohete ya con capacidad de lanzamientos orbitales.

Si las pruebas van bien y no hay más retrasos –la primera mención em Microsiervos del Miura 1, cuando aún se llamaba Arion 1, habla de un primer lanzamiento en 2018– el lanzamiento está previsto para el tercer trimestre de 2022.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Un robot que es capaz de poner inyecciones intramusculares sin agujas

Microsiervos -

¡El futuro ya está aquí, y se parece a Star Trek! Al menos el Doctor McCoy estaría encantado de ver que ya no siempre pinchamos a la gente con agujas metálicas sino que ya somos capaces de usar algo parecido a su hypospray. En esta demostración puede verse al robot Cobi de Cobionix administrando una «inyección intramuscular sin aguja». Para ello emplea un brazo robótico de alta precisión y una cápsula con el líquido del tratamiento, que se dispara a alta presión para lograr el mismo efecto. Algo muy propio y conveniente para los tiempos de Covid-19 que requieren cierto distanciamiento, en especial entre el personal sanitario.

El invento se combina con algunos aderezos del tipo que hay que mostrar una tarjeta de identificación para que el robot sepa quienes somos y elija el tratamiento y dosis correctas, un cálculo de la pose para mostrar la zona en la que se va a disparar la inyección y una pantalla que explica lo que está haciendo la máquina porque seguramente la gente no se fiará del amenazante brazo acercándose con sigilo y con pinta de que les va a pinchar.

Supongo que para la gente que le tiene fobia a las agujas será todo un avance, también para evitar posibles contagios, aunque desde luego el coste en comparación con las jeringuillas y agujas de usar-y-tirar debe ser todavía prohibitivo. Todo se andará.

# Enlace Permanente

Fleischmann – Loc. Electrica Clase 193 301-9, DB AG, Analogica, Escala N, Ref: 739317.

Zaratren -

Loc. Electrica Clase 193 301-9, DB AG, Analogica, Escala N. Marca Fleischmann, Ref: 739317. Precio: 169,90 euros. LOCOMOTORA ELECTRICA CLASE 193 301-9. DB AG. SENTIDO DE LUCES BLANCAS Y ROJAS SEGUN SENTIDO DE LA MARCHA. EPOCA VI. ANALOGICA. Next18. DOS PANTOGRAFOS. RADIO MINIMO 192 mm. LARGURA: 119 mm. DOS AROS DE AHDERENCIA. REFERENCIA: 739317. ESCALA […]

La entrada Fleischmann – Loc. Electrica Clase 193 301-9, DB AG, Analogica, Escala N, Ref: 739317. aparece primero en blog.zaratren.com.

Fleischmann – Portacontenedor, Tipo Sggmrs, AAE, Vaden Bosch, Epoca VI, Escala N, Ref: 825338.

Zaratren -

Portacontenedor, Tipo Sggmrs, AAE, Vaden Bosch, Portacontenedores articulado, Epoca VI, Escala N. Marca Fleischmann, Ref: 825338. Precio: 49,90 euros. – PORTACONTENEDOR ARTICULADO. – EPOCA VI. – EUROPEO. – DE  TRES BOGIES. – TIPO Sggmrs, AAE. – COLOR AZUL. – LARGO: 218 mm. – CON dos CONTENEDORES DE LIQUIDOS VADEN BOSCH. – MARCA FLEISCHMANN. – ESCALA […]

La entrada Fleischmann – Portacontenedor, Tipo Sggmrs, AAE, Vaden Bosch, Epoca VI, Escala N, Ref: 825338. aparece primero en blog.zaratren.com.

Faller – Puesto de control de señalización Estación de Sonnheide, Escala H0, Ref: 120115.

Zaratren -

Puesto de control de señalización Estación de Sonnheide, Escala H0. Marca Faller, Ref: 120115. Precio: 21,90 Euros. PUESTO DE CONTROL DE SEÑALIZACIÓN DE LA ESTACIÓN DE SONNHEIDE. EPOCA III. CONSTRUCCIÓN EN MADERA CON ESCALERA EXTERIOR INDEPENDIENTE. FABRICADO EN PLASTICO. DIMENSIONES 196 X 82 X 111 mm. ESCALA HO. FÁCIL DE MONTAR, INSTRUCCIONES EN SU INTERIOR. […]

La entrada Faller – Puesto de control de señalización Estación de Sonnheide, Escala H0, Ref: 120115. aparece primero en blog.zaratren.com.

Una guía para sobrevivir a todo tipo de desastres. O, bueno, ya veremos, que todo depende de lo que se avecine

Microsiervos -

Me ha hecho gracia el título de este libro, Guide to Surviving Everything (Guía para sobrevivir a todo). En parte por lo tajante, en parte por lo «multiusos» y en parte porque parece muy apropiado por la época que vivimos: pandemias, volcanes, inundaciones… Además el desabastecimiento, apagones y caos anuncian los agoreros que está por llegar (?!) para dejarnos un futuro Mad Max ideal.

Como digo no lo he leído; lo ha escrito un médico veterano de las Fuerzas Aéreas de EE.UU. que trabajaba en diferentes servicios de Emergencias, así que habrá visto de todo entre militares y civiles. La lista de temas tratados es extensa e incluye:

  • Impacto de rayos
  • Huracanes
  • Ataques de animales salvajes
  • Ataques terroristas
  • Ataques de tiradores
  • Preparación de hogares para emergencias
  • Dónde es mejor sentarse en un avión por si pasa algo
  • Cómo hacer fuego si no tienes nada a mano
  • Qué hacer cada vez que entres a un centro comercial
  • Cómo hacer kits de primeros auxilios y mochilas para huir
  • Terremotos
  • Apagones

La del avión me la se: «en los pasillos de emergencia». Y la del centro comercial creo que es «buscar los letreros de Salida» por si hay que salir por patas. El fuego aquí sabemos cómo hacerlo con lápices y baterías incluso con un limón y unos clavos, que de MacGyverismos algo entendemos. Como puede verse el libro debe estar un poco americanizado porque se considera corriente que haya tiradores, terroristas y animales salvajes que te atacan por doquier.

Dicen los que lo han leído que la letra es demasiado pequeña y que cubre demasiados temas, peor que está escrito con buen humor. Que es lo importante, porque dado que vas a enfrentarte a situaciones de vida o muerte, qué menos que hacerlo con alegría.

# Enlace Permanente

Cómo construir una cámara oscura tamaño habitación

Microsiervos -

Estuve estos días investigando sobre las cámaras oscuras como instrumentos para la copia de imágenes, a raíz de ver el maravilloso documental Tim’s Vermeer (2013) y uno de los vídeos que encontré es este de National Geographic que aunque tiene una década es muy instructivo. Muestra cómo construir una cámara oscura tamaño habitación. La receta es sencilla:

  1. Una habitación con buenas vistas y una ventana.
  2. Un día soleado.
  3. Varios metros de plástico o lona negra gruesa (6 mm), para tapar la luz.
  4. Cinta de carrocero, negra.
  5. Un cúter para recortar un agujero del tamaño de una moneda.
  6. Dejar que los ojos se adapten
  7. … y ¡a disfrutar del espectáculo!

Algunos detalles importantes son que la pared del fondo debe ser blanca y que hay que tener en cuenta que el tamaño de la habitación, más concretamente la distancia entre el agujero y la pared deben ser los adecuados o habría que usar algún tipo de lente. Otra opción es utilizar una pantalla de proyección, sábana o lienzo e irlo acercando al agujero de la ventana. También se puede experimentar con variar el tamaño del agujero (entre 5 mm y 2 cm, por ejemplo).

La imagen siempre se ve al revés, boca abajo, por la geometría del asunto, pero también se podría invertir con lentes/espejos. Mucha gente ha experimentado con el efecto de cámara oscura de forma casual, al estar en una habitación a oscuras por la que la luz se cuela por alguna rendija; a mi me sucedió en el colegio y cuando vi pasar los coches del exterior por la imagen reflejada me quedé flipado.

El resultado es bastante interesante si todo queda bien y la imagen enfoca correctamente, básicamente porque no es una foto sino un reflejo del mundo real (así que parece un «vídeo»). En el mini-cómo-se-hizo Albelardo Morell explica que tomó la foto de la habitación con una cámara sobre un trípode con una lente de 16mm, ƒ2.8 y sensibilidad ISO 4000, usando un tiempo de exposición de 30 segundos.

Este otro vídeo del Museo George Eastman abunda en la misma idea con más detalle en otro tipo de habitación, pero el método es básicamente el mismo.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Más allá de la Torre de Hanói

Microsiervos -

Ahí va una pequeña dosis de algoritmos, soluciones óptimas, bucles, paridad, crecimiento exponencial, caminos hamiltonianos y la curva de la punta de flecha de Sierpinski que es fractal. Pero parece un juego, con música incluso.

El vídeo de Numberphile lo protagoniza la profesora Ayliean MacDonald, quien muestra algunas curiosidades muy llamativas acerca del famoso juego de las Torres de Hanói, una recreación que se inventó en 1883. En su día se relacionaba con leyendas de sacerdotes hindúes en un templo y su paciencia para las tareas repetitivas y cuasi-infinitas, pero se dejan de lado esas leyendas para enseñar cómo se resuelve y qué tiene de matemático el tema.

El objetivo del juego es mover la torre completa, ordenada, de un posición a otra. Las reglas son simples: hay que mover las piezas de una en una en cada turno y que no se puede colocar una pieza mayor encima de una más pequeña. Se puede jugar con 3, 4, 5 cajas o más. Como siempre van quedando «huecos» donde colocar las cajas, el asunto se vuelve más enrevesado a medida que aumenta el número de cajas. A veces para imposible, pero no lo es.

Las Torres de Hanói son un juego con el que se también se aprende a programar: fácil de describir, con un espíritu algorítmico tremendo y con diversas formas de implementarlo, en el que se puede reducir y optimizar el código de mil y unas maneras para que la máquina resuelva visualmente el problema. Anda que no habré pasado yo horas programando y jugando a esto en los Commodore de los años 80. Me encanta la melodía que surge cuando se asignan notas musicales a las cajas que se mueven, es sencillamente una maravilla, una de esas combinaciones de matemáticas + arte que hacen las delicias de cualquiera, como si mágicamente el universo cobrara sentido.

En el vídeo en vez de discos se utilizan cajas de diferentes tamaños (y colores alternos, para diferenciar las «pares» de las «impares», digamos). Es sabido y fácilmente calculable –como se hace en el vídeo– que la solución óptima requiere como máximo 2n-1 pasos, siendo n el número de cajas. Como explica MacDonald el tema es que el tiempo necesario para mover una torre gigante de, digamos, 100 piezas, haciendo 90 movimientos por minuto (que es el ritmo de las notas cuando se oye la música) es ni más ni menos que unos 2,6 × 1022 años, colosal número que se lee como 26.000 trillones de años. Teniendo en cuenta que el universo tiene unos 13.700 millones de años ya puedes tener paciencia.

# Enlace Permanente

En la Estación Espacial Internacional se cenan unos tacos con chiles cultivados a bordo

Microsiervos -


Uno de los tacos espaciales flotando en caída libre – Megan McArthur/NASA

Uno de los problemas con los que se enfrentarán futuras, aunque por ahora hipotéticas, misiones espaciales tripuladas más allá de la órbita terrestre o de la Luna es el de la comida para las tripulaciones. Aunque ahora sabemos que es posible cultivar chiles en caída libre; de hecho en la Estación Espacial Internacional (EEI) hace unos días se cenaban unos tacos con chiles cultivados a bordo. Producto de kilómetro cero espacial. Quién lo iba a decir.

Los chiles, de la variedad Hatch, aunque en propiedad no se les puede llamar así porque no han sido criado en el valle del mismo nombre, son producto de cuatro meses de crecimiento en el experimento Plant Habitat-04. Iban acompañados de tomates rehidratados y alcachofas, además de la tortilla de maíz que sirve de base a este delicioso bocado de la cocina mexicana.

No es la primera vez que se plantan y cosechan vegetales en la EEI, eso sucedió en 2014 con las lechugas del experimento Veggie. Pero estos chiles son los vegetales más complejos que se hayan criado nunca a bordo. Como decíamos parte se los cenó la tripulación en unos tacos; otros los probaron a pelo y parece que picaban; y otros volverán a tierra para su análisis.

Si se demuestra que se pueden plantar, cosechar, y volver plantar y cosechar vegetales en el espacio será un avance; no hará falta enviárselos ni llevar cantidades tan grandes de ellos en esas hipotéticas misiones del futuro. Aunque eso sí, no sabemos qué opinará Mark Watney de esto.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Páginas

Suscribirse a iGuadix agregador - Modelismo